Disfruten de su relación

17 tips para no perder el romance en la locura de las vacaciones

8 min de lectura
Se vienen las vacaciones de Semana Santa y para muchos, las primeras vacaciones en pareja o el turno de compartir con la familia de alguno de los dos.

Entre más consideres prepararte con antelación a estas vacaciones, mejor te sentirás cuando las presiones de una temporada alta y los gustos diferentes de todos, entren a chocar. Ya sea lidiando con un familiar entrometido, tu ansiedad personal o cómo hacer esas vacaciones de pareja especiales e inolvidables. 

Pero no te preocupes, con la ayuda de expertos con los que hemos consultado en DUETY, te traemos 20 tips para prepararte:

1.Explíquense cómo son sus vacaciones típicas

Cuéntale a tu pareja la agenda típica de tu familia o pregúntale cómo es la suya. «Hablen sobre las tradiciones, las creencias de tu familia, cómo se espera pagar en ciertas situaciones y así sabrán qué esperar cuando estén juntos.» dice Karla Ivankovich, Ph.D., una terapeuta de parejas y consejera clínica en OnePatient Global Health.

2. También cuál es la dinámica familiar

Aparte de los eventos básicos de las vacaciones, también le querrás explicar o contar las excentricidades o los gustos de tu familia. ¿Qué les encanta, qué odian? ¿Deberían evitarse ciertos temas de conversación?

Por ejemplo: pasas unas vacaciones con la familia de tu pareja y su papá (en broma) te toma 780,000 fotos durante todas las vacaciones. Es una situación en la que habría sido mucho más cómodo para ti que tu pareja te advirtiera antes que a su papá le encanta creerse paparazzi.

3. Respeten sus creencias

Tal vez eres cristianx y tu pareja es atea, pero se están fusionando para unas vacaciones religiosas. «Si vienen de lugares espirituales o religiosos diferentes, pídele a tu pareja que sea respetuosa al informarle a su familia, con antelación, que tú no practicas sus tradiciones ni compartes sus creencias,» dice Ivankovich. De esta manera no te verás forzadx a entrar en una situación incómoda teniendo que rechazar una tradición familiar basada en sus creencias.

 

4. Sé proactivx en involucrarte con su familia.

Si ya conoces a la familia de tu pareja, acumula matripuntos extra acercándote a la persona que esté organizando las actividades del día para preguntar en qué puedes ayudar. Incluso pregúntale al organizador desde antes qué puedes llevar, como un plato favorito, decoraciones, vino.

5. Halágalx en frente de otros

En sus reuniones familiares, halaga a tu pareja en frente de su familia o de la tuya. Menciona una historia de éxito reciente en su trabajo o lo bueno que es contigo, con tus amigos o con tus hijos. Probablemente se iluminará como la noche de velitas. Si están separados para las vacaciones, un par de mensajes de texto reafirmándolx lx harán sentir muy especial.

6. Elijan actividades para solo los dos

Piensa en crear momentos para que los dos puedan tener conversaciones solos. Hacer la cena juntos o salir a tomar chocolate caliente dejando los celulares en el hotel, les dará una gran oportunidad para re-conectarse. Esto será especialmente importante para la persona que ha sido invitada, o cuando sientan que han sido inundados por familiares. Escápense de compras los dos solos, tu suegra apreciará quedarse con los niños sola si es el caso o al menos tendrán algo de qué hablar más tarde. ¡Gana-gana!

7. Hundan PAUSA en las peleas

Todas las parejas tenemos peleas de vez en cuando. Pero ¿saben qué no es tan lindo? Pelear en frente de los seres queridos. Resiste tu lado oscuro y no seas mezquinx ni les des el tratamiento del silencio. Si tienen una pelea fuerte en las vacaciones, tómense un tiempo fuere y cálmense. Hagan algo diferente por los siguientes 25 minutos. Una vez que estén calmados, tengan una conversación de doble sentido, adulta y calmada. Busquen la forma de salirse de esa situación resolviéndola. Di lo que tengas que decir y espera que tu pareja lo reciba como un adulto. Y si no pueden resolverlo ahí mismo, pónganse de acuerdo en tomarse un par de día y no poner a los demás incómodos.

8. Ofrécele un masaje y no esperes que sea recíproco

Arremángate la camisa y hazle saber que este masaje va por la casa, sin ninguna necesidad de devolver el favor (al menos por ahora).

9. Creen un «código de pareja»

Es muy posible que alguna situación incómoda se presente, ya sea que tu mamá comience a ser indiferente con tu pareja, que sientas que has ofendido sin intención a su hermana o que estén en una situación con desconocidos de la que tengan que salirse con cuidado. Creen un código si necesitan comunicar algo, en privado. Tal vez un mensaje de texto con una palabra, o apretarle la mano dos veces. Decidan con anticipación y planeen una estrategia de salida para discutir y procesar la situación.

10. Deja las situaciones extra picantes para la casa

Esto debería pasar entredicho, pero ser callados mientras tienen sexo no es la única cortesía que pueden tener con toda la familia. Salven a los abuelos de encontrárselos en el corredor o la cocina y no seas intrusivx en la paz de los demás en este momento compartido.

11. Reemplacen lo usual con el viejo truco del «Dirty talk»

Sé creativx donde sea que estés, bromeen y ríanse de todo el sexo que no pueden tener estando a un oído de distancia de sus papás. Es mucho más fácil susurrar los planes que tienes de hacerle cositas que de verdad poner a los demás incómodos cuando se encuentren en el desayuno.

12. Y si definitivamente el sexo no es negociable… vayan all in

Planea probar esas fantasías que tu pareja te había pedido por meses, pero no mientras duermen bajo el mismo techo que toda la familia. Alquilen un cuarto en un hotel o un Airbnb cerca y díganles que no se trata en lo más mínimo de ofenderles, sino que también necesitan su tiempo de pareja y van hacer todas las actividades familiares en el día pero prefieren pasar la noche aparte (…probando esas fantasías).

13. ¿Van a pasarlas separados? Tengan una cita por Facetime

Saca un tiempo, aparte de la familia, para tener una cita con tu pareja. WhatsApp, Skype o Facetime son propuestas tecnológicas para tener una cita. No va a ser tan bueno como estar ahí, pero poder verse en un momento dado a pesar de la distancia lo hace la siguiente mejor opción. Sé tan expresivx como puedas y sí, cuéntale lo que el Tío Pacho hizo anoche.

14. Siempre ponte del lado de tu pareja

Tú sabes si tienes una familia difícil de llevar. Si ves que algo grosero está pasando o hay una incomodidad entre tu pareja y alguno de tus padres, siempre debes ponerte del lado de tu pareja. Sin excepciones. Si tu familia culpa, juzga o interactúa negativamente con tu nueva pareja, es tu tarea protegerla, defenderla y ponerte de su lado. Si alguien te habla mal de tu pareja, es tu deber paralizar la situación de inmediato.

15. Trata de evitar crear expectativas no realistas

Esa es una gran parte de las razones por las que las vacaciones a veces se sienten más cargadas con la familia. Todos tenemos expectativas sobre cómo deberían salir las cosas. Cancela esas expectativas y funciona solo en base a la diversión. Aprecia el tiempo que pasas junto a tu pareja y creen sus propias tradiciones. Intenten evitar el estrés esperando regalos, gestos o eventos que deberían ocurrir.

16. Hagan un plan e intenten mantenerlo lo que más puedan

Si, asegúrate de hacer el mercado, pero también de llevar el carro a revisar y sobre todo de organizarte con tu pareja con la suficiente anticipación. Si son los anfitriones de una velada y necesitas que sea tu pareja quien recibe a los invitados, dilo. Si necesitas que pida algo a domicilio, dilo. Sé M-U-Y clarx. No asumas que tu pareja sabe lo que tú necesitas para hacer que los planes funcionen. Comunícate y asegúrense de quedar de acuerdo en o que cada uno va a hacer. Así no te vas a enojar cuando lx encuentres tiradx en el sofá viendo Netflix.

17. Juren no dejarse afectar por el estrés de la temporada

Así que se demoraron seis horas más en llegar porque el tráfico estaba insoportable o explotó contigo porque Waze perdió la señal y se pasaron de la salida. Pónganse de acuerdo en que esas pequeñas cosas son circunstanciales y no importan, dejen que las cosas resbalen en las vacaciones. Las declaraciones insensibles o la falta de asistencia no son señales de una relación que está fallando, sino señales de estrés. Si no importa, déjenlo ir. Si todavía está pensando sobre eso el martes siguiente, trátalo en ese momento.

Comentarios

Powered by Facebook Comments