Vida compartida

Yo sobreviví a la pelea del SÍ y el NO con mi pareja

4 min de lectura
Estas parejas tienen a su amadx del otro lado. Si ya es difícil argumentar con su papá y quedar en buenos términos, imagínese cómo sería esa conversación con su novix o esposx.

Así seas el más apático a la política, seguro no has escapado del debate que nos tiene divididos por estos días.

Y es que con solo dos posibilidades, no se puede estar de los dos lados a la vez. Tú votaste Sí o No y tienes tus argumentos para defenderlo.

Entrar en el debate (a veces bien acalorado) con compañeros de trabajo, contactos de Facebook o incluso un familiar, no tiene mucho de raro. Pero cuando el que está en desacuerdo es la pareja, ahí viene la verdadera prueba.

¿Se pelean? ¿Se odian por un tiempo? ¿Se acaba la relación por eso? Y si viven juntos ¿cómo se hace llevadera la rutina?

5 personas nos contaron cómo lograron para sobrevivir a este debate con sus parejas.

Adriana, 29 años, 7 años con su novio

Yo voté Si, él votó No

Desde el principio de la relación hemos tenido ideas políticas completamente opuestas. Hace mucho acordamos no hablar de política en la casa. Sin embargo, esta vez la firma de los acuerdos generó tanta polarización en el país que fue inevitable no hablar del tema.

“Lo más importante es no suprimir al otro, apoyarlo y respetar sus derecho de opinión y expresión”

Lo que Adriana recomienda

Aunque es difícil, la paciencia es la clave. Siempre hay que poner el amor y la comprensión por encima de todo. Yo le doy espacios para que exprese sus argumentos, aunque no los comparto siempre lo escucho y respeto sus ideas.

Carolina, 24 años, 2 años con su novio

Yo voté No, él votó Sí

Mi familia es tradicional y yo crecí con unos principios muy fuertes que hoy sigo respetando. Al principio me enojé, porque sentí que él tomó la posición basado en las ideas de sus amigos. Tuvimos varias discusiones fuertes y hasta nos alejamos por un tiempo.

“Entendí que el amor es más fuerte que una coyuntura política. Estamos de acuerdo en algunos puntos y tratamos de hablar solo de eso que compartimos.”

Lo que Carolina recomienda

Nunca me cayeron bien sus amigos de la universidad, así que ahora decidí evitar estar en los mismos espacios con ellos y si, llegado el caso tengo que compartir con ellos, ignoro sus conversaciones políticas y propongo otros temas.

Cristian, 28 años, 4 años con su novio

Yo voté Sí, él votó No

Yo tenía mi posición muy clara desde el principio. Lo discutimos varias veces en las que casi siempre él trataba de convencerme de pasarme al No. Aprendimos mucho de los argumentos del otro. Al final cada uno votó de acuerdo a lo que creía y creo que la relación se fortaleció.

“Fue muy provechoso tener a alguien que veía las cosas desde otro punto. Nos hizo estar menos parcializados”

Lo que Cristian recomienda

No volvimos a ver noticieros juntos, nos limitamos a Netflix y Cartoon Network.

Juan, 35 años, 4 años con su esposa

Yo voté Sí, ella votó No

Ella trabaja en Política, por lo que siempre ha sido muy radical con estos temas. Aunque la mayoría de veces estamos de acuerdo, esta vez ninguno iba a ceder. Lo tomamos como una muestra pequeña de la división del país y entendimos que estaba bien que pasara.

“Fue como si estuviéramos viendo dos países diferentes. Decidimos verle el lado bueno, como por ejemplo, que nuestra hija iba a conocer las dos caras de la moneda.”

Lo que Juan recomienda

Cuando estábamos con amigos y empezábamos a hablar del tema, nos dimos cuenta el desacuerdo tan grande que teníamos, por lo que preferimos no volver a hablarlo en público.

Miguel, 31 años, 5 meses con su novia

Yo voté No, ella votó Sí

Llevamos poco y ya nos hemos dado cuenta que tenemos diferencias políticas muy marcadas. Este tema me hizo replantear muchas cosas que pensaba eran importantes para mantener una relación. Al principio nos afectó mucho, pero no vivimos en Colombia, así que no somos los más idóneos para hablar del tema.

“Conocerla a través de un tema tan complejo me ha hecho ver lo mejor y peor de ella”

Lo que Miguel recomienda

Dar espacio en la relación para otras cosas. Es muy fácil caer en el debate, por eso siempre intentamos hablar de otros temas y darnos tiempo para los dos con planes en los que compartimos gustos.

Que esto pase no está tan mal. Es en estas situaciones que uno se da cuenta si de verdad lo quiere, si está dispuesto a poner el amor por encima de todo, tratar de entenderlo y llevar la tolerancia y la paciencia a niveles incluso desconocidos hasta ahora.

Si logran sobrevivir a esta, pídale matrimonio. Si ya está casado, fresco, está con la/el que es.

¿Cómo fue tu experiencia con este debate? Déjanos tus comentarios aquí y compártelo.

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Leave a Reply

veinte − 18 =