Disfruten de su relación

La sorprendente razón por la que piensas que tu pareja tiene la culpa

4 min de lectura

¿Alguna vez has sentido que tu pareja no te quiere lo suficiente porque saca su celular cada vez que están juntos? Si estás sintiéndote adolorido en tu relación y estás convencidx que tu pareja tiene la culpa, este podría ser el artículo más importante que leas en mucho tiempo.

Pero antes, hazte estas preguntas:

  1. ¿Te cuesta seguir adelante después de que has tenido una pelea con tu pareja?
  2. ¿Eres capaz de reconciliarte o sientes la necesidad de alejarte durante un tiempo?
  3. Si tu pareja intenta acercarse, ¿permaneces un poco desconectadx y hasta le retiras tu afecto?
  4. ¿Hay alguna parte de ti que piensa que no deberías rendirte tan fácil después de que te alteraste -tal vez, incluso- que deberías hacer a tu pareja trabajar para que se gane tu atención plena de nuevo?

Si respondiste SI a cualquiera de estas preguntas, quiere decir que no puedes dejar ir el dolor. No puedes superar lo que tu pareja te dijo o hizo, o no hizo. No te estás sintiendo amadx y duele. Y, ciertamente, no estás listx para perdonar.

Queremos que consideres algo bastante radical, algo que tal vez vas a descartar de entrada. De hecho, te molestarás tanto que cerrarás este artículo.

Y es exactamente por eso que debería seguir leyendo.

La sorprendente razón por la que te sientes alteradx

Tenemos noticias para ti: tu pareja muy probablemente no tiene nada que ver con lo dolidx que te sientes.

Cuando estás así de adoloridx y convencidx de que tu pareja es la causa de tu dolor, estás proyectando. Cuando proyectas, de todo corazón crees que tu problema es una cosa, pero en verdad viene de algo más.

La proyección ocurre cuando culpamos a nuestra pareja de viejos dolores. No lo hacemos conscientemente. El conflicto detona problemas sin resolver de nuestro pasado -incluyendo heridas en la niñez y desilusiones de relaciones pasadas.

Se siente como si la otra persona fuera la causante de nuestros sentidos alterados, porque, después de todo, ella o él están justo ahí, así que tienen que ser parte del problema. ¡¿Quién más?!

Cuando estás convencidx de que tu pareja es culpable, eres incapaz de ver cómo tu pasado ha contribuido a lo que sientes en el presente. Haces de ojos ciegos a los problemas fundamentales que te están detonando ahora.

No solo eso, la proyección nos previene de resolver esos problemas subyacentes, reciclando así sentimientos y patrones negativos una y otra vez. A menos que reconozcas y trates tu proyección, vas a seguir repitiendo los mismos comportamientos con tu pareja o con parejas nuevas que vayas a tener.

Aquí te contamos cómo puedes salir de ese ciclo para que, por fin, puedas resolver problemas que aparentemente siempre has tenido en tu relación:

3 formas de saber que estás proyectando

1. La virtud:

Cuando estás proyectando, estás 100% convencidx de que estás 100% en lo correcto sobre lo ocurrido y estás segurx de que tu pareja es la culpable. Te sentirás con rabia, tus cejas se fruncirán y hasta podrás asumir una postura intimidante y acusatoria sobre tu pareja.

2. Te sientes agraviado:

Si una pequeña pelea con tu pareja te deja profundamente adoloridx y comienzas a sentir tristeza en tu pecho,  probablemente estás proyectando algo de tu pasado en él o ella. Tal vez fue un padre que te decepcionó o pudo ser una situación de tu colegio cuando sentiste que otro niño salió campante con algo que te hizo. Las razones pueden ser muchas y la única manera de ser consciente de ellas es evaluando para ti mismx de dónde están surgiendo esas emociones. ¿De verdad las circunstancias se dan para que yo me sienta así?

3. Se siente como la vida o la muerte:

¿Alguna vez has sentido una abrumadora ansiedad o pánico en una discusión con tu pareja? La necesidad de resolver algo ahí mismo, en ese momento, es una señal de que tal vez estás trayendo un evento post-traumático en el momento presente. Ese impulso de que si no se resuelve ahora, no se resuelve nunca, solo es un síntoma del detonante que te lanza el conflicto en tu relación.

(***Nota: La proyección no es una excusa para el abuso en una relación. Si te encuentras a ti mismxen una situación que compromete tu seguridad y tu bienestar, te instamos que por favos busques ayuda profesional.)


Las interacciones entre las parejas raramente son responsabilidad de una sola persona. La proyección es una prisión. Cuando nos liberamos de ella, somos capaces de dejar ir el dolor y abrir el corazón, la mente y el cuerpo a un amor ilimitado.

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Leave a Reply

ocho + catorce =