Individualidad y pareja

20 consejos de un recién divorciado para aplicar en tu relación

5 min de lectura
Gerald Rogers, un coach y conferencista que se divorció después de 16 años de matrimonio, nos comparte las lecciones que le dejó este proceso y lo que definitivamente va a hacer en su próxima relación.

El divorcio es una de las mejores cosas que puede pasar. No nos malinterpreten, nadie se casa pensando en divorciarse, pero si pasa, le aseguramos que usted aprenderá más de relaciones durante ese proceso que en todo el tiempo que pueda durar la relación misma. Aunque es difícil, admitámoslo, aprendemos más rápido a través del dolor.

La misma semana de su separación, Gerald Rogers, un hombre sincero y entusado, asumió sus errores y aquí nos los cuenta para que no hagamos lo mismo:

  1. NO DEJES DE ENAMORARLA. El amor nunca debe darse por sentado y haber sido elegido por ella, debe ser un motivo de orgullo. ¡Te eligió! Hazle sentir que tomó la mejor decisión.
  1. HAZ QUE ELLA SE AME A SÍ MISMA. Reserva tu energía para ella. Hazla sentir valorada y ayúdala a que vea y acepte todo su potencial. Es más fácil construir una relación entre personas seguras y que se aman a sí mismas.
  1. NO TE ENAMORES UNA SOLA VEZ. Uno está cambiando todo el tiempo. Ahora no eres el mismo que se casó con ella y no serás el mismo de hoy en 5 años. El cambio es inevitable, pero en una relación, tú la está re-escogiendo a ella constantemente. Cuídala y enamorate una y otra vez.
  1. VE LAS COSAS BUENAS DE ELLA. Concéntrate en lo que le gusta. Viendo solo los errores no se construye nada. Si te concentras en lo que te encanta de ella, lo que hace bien y lo que le admiras, seguro vas a sentir como si te hubieras ganado la lotería con esa mujer.
  1. NO ES TU TRABAJO CAMBIARLA. Tu trabajo es quererla. Y si ella cambia, quiérela así. Tu la eligiste, debe haber muchas cosas que valoras en ella.
  1. SÉ CONSCIENTE DE SUS EMOCIONES. Fíjate en su humor ¿cuántas veces está de mal genio en una semana?
  1. NO LA CULPES. Según Rogers, tú la escogiste a ella porque de alguna forma representaba las heridas que usted tiene desde la infancia. La buena noticia es que ella te ayudará a sanar. Entonces, cuando te sientas enojado o frustrado, no le eches toda la culpa, mejor concéntrate en lo que vas a ganar de esa experiencia.
  1. DÉJALA SIMPLEMENTE SER ELLA. Escúchala, apóyala, hazle sentir que es importante para ti. La mente femenina está llena de cambios y emociones. No huyas cuando ella esté enojada, mantente fuerte y trata de entenderla.
  1. SÉ BOBO DE VEZ EN CUANDO. Ríete de todo. El buen humor hace la convivencia más fácil y ¿qué mujer no ama que la hagan reír?
  1. QUIÉRELA TODOS LOS DÍAS. Aprende la forma en que ella se siente amada y apreciada, y hazla parte de tu rutina. Si quieres, dile que haga una lista de las 10 cosas que la hacen sentir querida y repítelas hasta que se integren a su vida diaria.
  1. ENTRÉGALE TIEMPO. No solo tu tiempo, también tu atención. Cuando estés con ella, olvídate un rato del celular, los amigos, la oficina y quedate con ella por completo. Trátala como a tu mejor cliente.
  1. HAZLA SENTIR DESEADA. Juega el papel de esposo y dale rienda suelta a tu masculinidad. Eso sí, sé consciente de la feminidad de ella y sé delicado.
  1. NO SEAS UN IDIOTA. Pero no tengas miedo de serlo a veces, es inevitable cometer errores. Solo trata de que los errores no sean tan grandes y aprende de los que ya cometiste. Nadie espera que tú seas perfecto, pero trata de dar lo mejor.
  1. DALE ESPACIO. Las mujeres son muy buenas para dar y dar. A veces, hay que recordarles que necesitan tiempo para ellas. Es bueno que ella tenga espacios para encontrar su pasión, hacer las cosas que le gustan y alejarse un poquito de ti. Aplica especialmente si tienen hijos.
  1. SÉ VULNERABLE. No tienes que tenerlo todo bajo control. Mantente abierto a compartir tus miedos, tus sentimientos y a reconocer tus errores.
  1. SÉ TRANSPARENTE. Si quieres construir confianza, debes estar dispuesto a compartir TODO. Sí, sobre todo eso que no quieres compartir. Se requiere valentía para abrirse completamente, pero si ella te ama, se va a enamorar de todas sus facetas.
  1. CREZCAN JUNTOS. Todo lo que permanece quieto termina por ser dañino y las relaciones no son la excepción. Compartan intereses, metas y sueños y mantengan la relación en movimiento.
  1. NO TE PREOCUPES TANTO POR LA PLATA. La plata es un juego y el matrimonio es un equipo para ganarla. Si el equipo pelea, no hay ganancias. Encuentra la manera de aprovechar al máximo las fortalezas de cada uno.
  2. OLVIDA RÁPIDO. Concéntrate en el futuro, en lugar de cargar con el peso del pasado. Deja ir errores tuyos o de ella, es una carga que no te llevará a ningún lado. Perdonar es liberarse.
  3. SIEMPRE ESCOGE EL AMOR. Este es el consejo más importante. El amor es la fuerza más poderosa de un matrimonio, no la costumbre ni la resignación. Elígelo por encima de cualquier cosa.

Comentarios

Powered by Facebook Comments